Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» El Foro cierra pero Skype es eterno.
Miér Oct 23, 2013 12:47 am por Jack Daniels

» Afiliación Strong World [Élite]
Dom Ago 11, 2013 3:24 pm por Invitado

» O.W. {Foro rol anime} normal
Sáb Ago 10, 2013 3:11 am por Invitado

» Jung Sang Art School {Normal}
Jue Ago 01, 2013 5:35 pm por Invitado

» Afiliación a VirtualWorld
Sáb Jul 27, 2013 11:31 am por Invitado

» Petición de experiencia (Activa)
Vie Jul 26, 2013 9:27 am por Aoi Revenge

» Capítulo uno - Primer encuentro.
Vie Jul 26, 2013 6:48 am por Aoi Revenge

» PRIMER CENSO GLOBAL. [18/07/13 - 26/07/13]
Jue Jul 25, 2013 6:36 pm por Adán D. Romalia

» "The Peacemaker"
Jue Jul 25, 2013 1:00 am por Aoi Revenge

» ~~Aburrimiento, Balas, Puños y un pajaro muerto~~
Miér Jul 24, 2013 9:06 pm por Jean Vancroux

One Piece World

Memento Teen Titans New Generation
'Ndrangheta

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 24 el Jue Jul 04, 2013 2:06 pm.

Cruxes Past ~ 03.

Ir abajo

Cruxes Past ~ 03.

Mensaje por Edmundo X. Cruxes el Lun Jul 15, 2013 1:54 pm

-¡Venga!- gritaba a mi compañero mientras perseguíamos a una sombra a través de los bosques, se trataba de un estudiante de aquel hombre que había retado a nuestro mentor a una batalla a muerte, al parecer tenía una información valiosa sobre donde podía estar pero claro, no planeaba compartirla con nosotros, por ende ahora estábamos corriendo a sus espaldas buscando darle alcance para que de esa manera respondiese a nuestras incógnitas las gotas de sudor sobre mi cabeza anunciaban una noche calurosa, el sol ya era inexistente y por lo mismo la visibilidad era bastante pobre, juntando el hecho que mi compañero era bastante más lento y por lo mismo había quedado relegado, aunque esperaba que mis gritos le direccionasen a mi posición para propiciar un posible reencuentro, aunque desde mi perspectiva la idea estaba más clara, yo necesitaba dar con mi maestro, lamentablemente mientras esta idea corría por mi cabeza el otro -el enemigo- me sorprendió saliendo detrás de un árbol y golpeándome directamente en el rostro haciendo que trastabillara un tanto, pero gracias a mi entrenamiento pude reaccionar a tiempo bloqueando un golpe que estaba dirigido a mis costillas y posteriormente una patada a mi abdomen -¿Dónde está mi mentor?- le reclamaba evitando algunos golpes y viendo que por las buenas no tenía la disposición de responderme tuve que dar una patada giratoria en todo su rostro para hacerlo caer, una vez en el suelo comencé a golpearlo hasta que pidió clemencia, justo cuando quería decirle otra cosa llego mi compañero notablemente cansado y sudando en exceso, me comento que atrás otros alumnos habían tratado de impedirle el paso pero logro derrotarles, esto implicaba que estaban por ahí esperando a los intrusos para cortarles el paso con toda seguridad, lo que era peor, indicaba que el duelo a muerte estaba en curso.

A base de golpes le sacamos la información al pobre desgraciado y dejándolo inconsciente nos dirigimos al sur, al parecer la batalla había sido pactada en un pequeño manantial, no muy lejano pero si poco visitado debido a que por ahí no existía ninguna vivienda. Al poco tiempo lo que mi compañero argumento se volvió cierto pues cuando menos diez estudiantes salieron de todas partes comenzando a atacarnos con fuerza, fue aquí donde por primera vez comprobé la tremenda brutalidad de mi compañero quien de un solo golpe saco volando a dos estudiantes haciendo que sus cuerpos crujieran de manera horrible contra unos árboles -¡Calmaté!- le reclame pero este no me hizo caso, únicamente se enfocaba en luchar con los otros mientras que yo tuve que hacer lo propio derrotando sin mucho problema a tres novatos, cuando acabamos con todos continuamos, aunque ahora ya no estaba muy seguro de si mi compañero estaba apto para llegar a un nuevo combate, en su rostro se notaba una especie de locura producida por el combate anterior y comentaba incoherencias respecto a que mataría a quien se le atravesara, eso me incomodo sobre manera. Ya cerca del manantial un par de estudiantes más salió a nuestro encuentro, eran apenas unos niños y aun así mi compañero los golpeo con toda su energía, uno de ellos estaba tirado en el suelo pidiendo clemencia pero él lo tomo de la cabeza con ansias de destrozarle el cráneo -¡No!- lo detuve con todas mis energías logrando que soltara al pequeño y después me lanzara unos metros por el aire, para su mala fortuna pude caer de pie sosteniéndome con cierta dificultad -¡No estamos aquí para matar niños!- le recordé con cierta ira.

El no entendió y se dispuso a aplastar al niño como un insecto, no me dejo otra opción que lanzarme en su contra de un salto y propinar una patada contundente en su mejilla izquierda causando que se desbalanceara y cayese al suelo -¡Te dije que no!- le grite mientras los niños corrían por su vida, supongo que fue un error mío suponer que mi compañero entraría en razón, al contrario, me tomo de un pie y con toda energía me lanzo contra un árbol causando que me golpease tan fuerte que por momentos creí que me había roto la espina, pero no fue así, logre levantarme aunque con mucho dolor para notar como se abalanzaba en mi contra con claras intenciones de patearme y seguramente arrancarme la cabeza de golpe; me gire a un costado evitando su patada y le propine un golpe seco en la espinilla sacándole un pequeño grito de dolor, a ello sume un golpe más en su estómago haciendo que perdiese el aire y finalmente un rodillazo en el mentón que logro derribarlo causando un estrepito en la zona -¡Ya basta!- aunque quería terminar con esta pequeña escenita el no entendió, me tomo de un pie y me saco volando por los aires como si fuese un muñeco de trapo, logre sujetarme de una rama para evitar la caída que seguramente hubiese sido mortal. Me libere con cuidado tomándome de otra rama y así hasta caer al suelo donde mi compañero ya estaba de pie nuevamente, si no iba a poder razonar con el entonces tendría que derrotarlo para evitar que estuviese haciendo cosas que nuestro mentor no aprobaba, me coloque en posición de batalla y el que tenía menos experiencia solamente se confió en su superioridad física lanzándose de nueva cuenta contra mí.

Lo espere lo suficiente para tenerlo a unos metros, en ese momento tome impulso y salte por encima de su cuerpo propinándole una patada en la nuca que le causo irse en contra de un árbol, golpeándose de frente; de una pirueta caí de pie flexionando las rodillas y rápidamente me gire colocándole una gran patada en el tendón de Aquiles de su pie izquierdo causando que doblase su cuerpo, me puse de pie y adelantándome salte para darle una patada en la espalda provocando de nuevo que golpease su rostro contra el tronco destrozándole la nariz, se tambaleo y retrocedió un poco, ahí fue cuando decidí saltar con toda mi fuerza y colocarle un tremendo patadon en el rostro que simplemente lo desvaneció haciendo que este cayese atrás como un oso a punto de dormir. Me cerciore que estaba ileso, es decir, al menos estaba sin fracturas y seguí mi camino dejando ahí a mi compañero caído. Llegue hasta un pequeño claro, estaba seguro que el manantial se encontraba ya a solo unos metros, incluso pude escuchar algunos gritos de batalla -¡Maestro!- eleve la voz justo cuando una patada certera se colocó en mi mejilla derecha sacándome a volar y causando que rodara por el suelo un tanto, me levante con mucha dificultad y ahí la vi -¿Tu?- era la chica quien portando una especie de uniforme ninja se mantenía mirándome con desafío -¡Nadie molestara a mi mentor mientras asesina al tuyo!- grito con una voz contundente y se lanzó nuevamente en mi dirección, tuve que colocar ambas manos sobre la tierra para impulsarme con ellas hacia atrás levantándome de una manera elegante y muy práctica -¿Que mierda dices?, ¡nadie matara a mi mentor!- la rabia se elevó en mi cabeza, no podía creer que estuviese sucediendo algo como esto, que mi maestro estuviese enrollado en una pelea a muerte con otro por quien sabe que absurdas razones, además ahora mismo tenía un problema mayor, esta joven que claramente no me iba a dejar pasar. Logre detener su embestida con unos simples bloqueos y sin querer le di un golpe directo al rostro haciéndola caer, aunque busque disculparme ella se levantó rápidamente posicionándose para un nuevo ataque -¡Si no te quitas de mi camino ya verás!- eleve la voz y ella simplemente mostro en su mirar un odio casi incomprensible -¡Pues ven, que solo matándome lograras pasar!- era momento de tomar una decisión avanzar implicaría la posibilidad de salvar a mi mentor pero a costo de matar a esa chica -si es que de verdad no pensaba quitarse- pero por otro lado quedarme aquí me implicaría una posibilidad de morir y encima de que mi profesor muriese también, era una de esas situaciones que no se veían con buenas o malas decisiones, simplemente tocaba hacerse a un lado esperando que fuere lo mejor posible, me recordó mucho a una ocasión cuando mi padre me dio a elegir entre luchar con mi hermano o contra mi hermana cuando con ambos tenía cierta desventaja…esto era casi lo mismo, solo que más real.

_________________
..::SONG OF SPARROW::..

~Técnicas~
Narro / -Hablo- / "Pienso" / Otros
avatar
Edmundo X. Cruxes

Mensajes : 170
Fecha de inscripción : 14/06/2013

Hoja de personaje
Tripulación: Song of Sparrow.
Cargo: Capitán.
Recompensa:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.