Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» El Foro cierra pero Skype es eterno.
Miér Oct 23, 2013 12:47 am por Jack Daniels

» Afiliación Strong World [Élite]
Dom Ago 11, 2013 3:24 pm por Invitado

» O.W. {Foro rol anime} normal
Sáb Ago 10, 2013 3:11 am por Invitado

» Jung Sang Art School {Normal}
Jue Ago 01, 2013 5:35 pm por Invitado

» Afiliación a VirtualWorld
Sáb Jul 27, 2013 11:31 am por Invitado

» Petición de experiencia (Activa)
Vie Jul 26, 2013 9:27 am por Aoi Revenge

» Capítulo uno - Primer encuentro.
Vie Jul 26, 2013 6:48 am por Aoi Revenge

» PRIMER CENSO GLOBAL. [18/07/13 - 26/07/13]
Jue Jul 25, 2013 6:36 pm por Adán D. Romalia

» "The Peacemaker"
Jue Jul 25, 2013 1:00 am por Aoi Revenge

» ~~Aburrimiento, Balas, Puños y un pajaro muerto~~
Miér Jul 24, 2013 9:06 pm por Jean Vancroux

One Piece World

Memento Teen Titans New Generation
'Ndrangheta

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 24 el Jue Jul 04, 2013 2:06 pm.

¿Esperando el día necesario?

Ir abajo

¿Esperando el día necesario?

Mensaje por Contróy el Jue Jul 11, 2013 6:18 pm

El dinero es lo que mueve el mundo, a pesar de todo lo que se pueda decir. La riqueza era buscada por supervivencia, por avaricia o por, quizás, las dos cosas a la vez. Pero el no era el único médico que se paseaba por aquel lugar a la espera de que alguien requiriera sus servicios con presteza. No era normal, desde luego, que en aquella isla faltara trabajo para el, pues después de todo era el mejor paraje de East Blue, donde la mayoría de espadachines se reunían allí por querencia de aprender, por la querencia de adquirir la mayor sabiduría posible, para ser, cuanto antes, invencible. No era la querencia de poder la que buscaba aquel joven, sino la querencia de encontrar algo que le llamara la atención. Se había separado de aquellos que habían afirmado ser sus compañeros de viaje, aunque no por ello se encontraba en un estado de miedo, por la falta de presencia de alguien más a su lado. Desde entonces, su querencia por errar de un lado a otro había aumentado. Trabajar lo necesario para subsistir, y desde luego, seguir aprendiendo aquel oficio que el decía ostentar, pues la medicina nunca se termina de aprender, era un arte en constante cambio. Sus pasos, constantes por una más o menos abarrotada calle hacían que su camino tomara una dirección medida, pues se dirigía a un concreto lugar, en el que ya había estado con anterioridad, incluso con algún otro espadachín en busca de una elaborada compañía, que era realmente difícil de conseguir cuando las cosas estaban tan mal como en aquel momento. Pocos médicos eran necesitados de forma fija en alguna tripulación. Una taberna se anunciaba en un cartel pequeño, mientras por la calle algunos hombres discutían triviales temas creyéndolos de total importancia, y creyéndose ellos con una razón suprema. Una fina línea curvó sus labios, mientras trataba de no reírse de aquella cómica escena. Sus manos se apoyaron con suavidad en aquella puerta, mientras la empujaba, observando por una rendija todas aquellas cosas que pasaban en aquel bar. El hombre de la barra discutía con una pareja de borrachos a los que trataba de echar por una disputa que trataban de mantener en el local. Contróy ni siquiera se fijó en más, pues la mayoría de personas que allí se encontraban se tambaleaban en sus sillas o simplemente se mantenían en silencio ocultos por las sobras de aquel lúgubre lugar. El hombre le saludó con un gesto de cabeza, reconociéndolo, pues sus facciones no eran fáciles de olvidar, mas su marca en el ojo izquierdo, que era inolvidable.

Su pelo rubio brillaba a pesar de la falta de luz de aquel lugar. El pirata ofreció una sonrisa desganada. -Otra vez tú por aquí.- dijo el hombre con una estridente voz mientras el asentía con la cabeza. Se sentó en un taburete y él apoyó ambos codos en la barra. -¿Cerveza?- le preguntó el camarero, el cual empezaba la conversación tomandose demasiadas confianzas, haciendo eco de qué es lo que había tomado siempre cuando había ido a aquel lugar, en ya bastantes ocasiones. -Cuando me has visto rechazar una.- musitó. El hombre tomó una jarra, y tras pasarle un paño que llevaba colgado del delantal la colocó debajo de uno de los grifos, de los cuales comenzó a salir un amarillento líquido, así como una espuma blanca. Los ojos ambarinos del joven se encontraron, mientras observaba todo aquello. -Qué, ¿No has encontrado alguna victima desgraciada a la que poder engañar? Jajaja!- le preguntó. En más de una ocasión ell había curado a algunos de los borrachos que se peleaban en aquel lugar. En el fondo disfrutaba ayudando a la gente. -Parece que todo el mundo está empezando a ser prudente con sus actos, aunque... Me extraña.- se rió el, manteniendo aquella breve conversación con el hombre hasta que por fin le sirvió aquella cerveza. Tomó la jarra con su mano derecha, mientras la mantenía firmemente agarrada. Un médico con adicción a la sangre y al dolor ajeno... ¿Qué tipo de médico se puede considerar?. El pocas veces había dejado, desde luego, de forma involuntaria que un paciente se muriera, pero eso no quitaba el hacerlos sufrir. Retirar una bala incrustada en la carne, con las manos desnudas... Una locura sin precedentes, al menos para el.

Mirando a su alrededor, reparó en que hacer algo en aquel estado sería completamente nefasto. No parecía que fuera a encontrar trabajo alguno aquel día, idea que con cada trago se hacía mas estúpida, aunque quizás entraría alguien en aquel lugar y reclamaría la presencia de un médico, como en algunas ocasiones solía pasar. Cuando la gente buscaba un médico lo hacía o en las tabernas o en el puerto, pues allí siempre había alguien dispuesto a ayudar. En la mayoría de los casos, con una pequeña remuneración por ello. Como ya otras veces había pasado, y dado que el no necesitaba todo el dinero que a las personas más ricas cobraba, aprovechaba para atender a gente de más clase social en busca de una recompensa moralmente deficiente. Les cobraba a todos sin igual, pero el se sentía mejor así, si alguien no tenía dinero y ya había realizado el servicio, de alguna manera pagaría, desde luego el problema no sería buscar la forma de soltar el dinero.

_________________
Epadachín ~ Médico
Niveles E ~ Iniciado
Haki; Dormido
Akuma No Mi;-
Wanted; 0 Berryes
avatar
Contróy

Mensajes : 4
Fecha de inscripción : 10/07/2013

Hoja de personaje
Tripulación:
Cargo:
Recompensa:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.