Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» El Foro cierra pero Skype es eterno.
Miér Oct 23, 2013 12:47 am por Jack Daniels

» Afiliación Strong World [Élite]
Dom Ago 11, 2013 3:24 pm por Invitado

» O.W. {Foro rol anime} normal
Sáb Ago 10, 2013 3:11 am por Invitado

» Jung Sang Art School {Normal}
Jue Ago 01, 2013 5:35 pm por Invitado

» Afiliación a VirtualWorld
Sáb Jul 27, 2013 11:31 am por Invitado

» Petición de experiencia (Activa)
Vie Jul 26, 2013 9:27 am por Aoi Revenge

» Capítulo uno - Primer encuentro.
Vie Jul 26, 2013 6:48 am por Aoi Revenge

» PRIMER CENSO GLOBAL. [18/07/13 - 26/07/13]
Jue Jul 25, 2013 6:36 pm por Adán D. Romalia

» "The Peacemaker"
Jue Jul 25, 2013 1:00 am por Aoi Revenge

» ~~Aburrimiento, Balas, Puños y un pajaro muerto~~
Miér Jul 24, 2013 9:06 pm por Jean Vancroux

One Piece World

Memento Teen Titans New Generation
'Ndrangheta

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 24 el Jue Jul 04, 2013 2:06 pm.

Finnick, Palmas de Oso

Ir abajo

Finnick, Palmas de Oso

Mensaje por Finnick Halestorm el Miér Jul 10, 2013 3:15 am

El mar estaba revuelto, y el barco navegaba con rapidez sobre las olas que salían a flote. El cielo estaba oscuro, con nubarrones tan negros que, aparte de descargar lloviznas extensas, impresionaban a los viajeros con algún que otro relámpago  que golpeaba en el mar. El pelinegro del Gobierno viajaba en dicho navío, con el objetivo de llegar a Conomi, para librar a la isla de unas fuerzas rebeldes que contaban con varios gyojins poderosos que se habían hecho con la hegemonía de la corona. Claramente, no le habían provisto de ninguna fuerza especial de apoyo, pues viendo que sus dos últimas misiones habían sido un completo fracaso, los altos cargos no se atrevían a poner ningún soldado bajo el mando de Finnick, dándole ese golpe de desconfianza debido a que no había tenido mucha suerte en el trabajo, desde que se había vuelto un activo poco importante. Por tanto, no había tenido más remedio que solicitar que un barco pesquero le llevase a la isla en solitario. Tendría que vérselas con todos los enemigos y derrotarlos por su propia mano, cosa que esperaba que no fuera demasiado complicada. Así, vestido con su traje de corbata propia de un agente del Cipher Pol, y su pelo recogido en una coleta que caía tímidamente por su espalda, el científico estaba más que preparado para continuar con aquella nueva aventura. Una aventura que tendría que completar si no quería recibir otra fuerte regañina por parte de sus jefes.

Desembarcaron en la isla tras una travesía de cuatro días, en los que el mar del East Blue estuvo poco calmado y relajado, con varias nubes oscuras durante todo el viaje. Incluso cuando llegaron a la isla, el tiempo seguía igual de malo, como si de una película de terror se tratase. ¿Sería una premonición sobre lo que estaba a punto de pasar? ¿O es que el clima se había cansado de ser soleado en aquella parte del mundo? Eran dos preguntas a las que no podía responder, puesto que estaban mucho más allá de su conocimiento actual. Como no había traído nada consigo, simplemente bajó a tierra y se encaminó a la ciudad de Conomi. Realizaría su trabajo pronto y se largaría, como debía hacerse. Crujió los huesos de su cuerpo con diversos movimientos y avanzó, hasta que tuvo que ocultarse tras un árbol al ver un acontecimiento que le sorprendió.

- Esto le va a encantar al jefe, seguro que nos da un ascenso.

Dijo una voz salida del mar, mientras que los orbes carmesíes de Finnick se separaban un poco del árbol para ver a un grupo de tres tritones humanoides corriendo y llevando un cofre cerrado. ¿Qué contendría? ¿Información secreta? Tenía que cogerlo, pues por el entusiasmo que radiaban las palabras de dicho personaje, debería ser algo de suculenta importancia. Empleando el Soru en su máxima expresión, se movilizó con rapidez entre el grupo de enemigos y arrebató con una simple mano el cofre, recorriendo una gran distancia para alejarse de ese grupo y ocultarse tras los matorrales. Una vez que divisó que no corría peligro de ser descubierto, se sentó detrás de un árbol y abrió el cofre, encontrando una extraña fruta en su interior. Esta tenía la forma de una naranja más grande de lo normal, solo que de un color púrpura. La piel tenía espirales en toda su forma, terminando en un pequeño tallo rosado en la parte superior. Claramente, era una Fruta del Diablo, y los ojos carmesíes de Finnick intentaron devorarla rápidamente. Tal vez si la consumía, lograse tener suficiente poder para callar todas las bocas que habían estado hablando de su incompetencia tiempo atrás, y podría hacerse un hueco entre los grandes puestos del Gobierno. Con una sonrisa en la cara, el pelinegro tomó la fruta con sus manos desnudas, para luego llevársela a la boca y dar el primer mordisco. Sabía genial, así que siguió comiendo de ella, hasta que no quedó nada. Se formó un nudo en su garganta, tanto que hasta creía que se iba a ahogar allí mismo, y perdió el conocimiento sumiéndose en un mundo oscuro del cuál sería difícil despertar.

- ¡Mirad, lo he encontrado! ¡¡¡Y la fruta no está!!!

Gritó una voz muy cerca de él, ocasionando que abriera los ojos y mirase en su dirección. Rápidamente lo tomaron por el cuello de la camisa y lo alzaron como si no pesara nada, estampándolo contra el árbol en el cuál se había quedado dormido tiempo atrás.

- Nos has jodido un buen aumento de sueldo. ¡Esa fruta era para nuestro jefe!

Comentó, mientras que lo sujetaba con una única mano un gyojin bastante grande, echando la libre hacia atrás para golpearle en la cabeza. Cuando fue a hacerlo, Finnick interpuso una de las suyas para recibir el golpe, ocurriendo algo extraño y paranormal. El gyojin salió despedido como si una bala de cañón hubiera golpeado en su estómago, soltándole y dejando libre al agente del Cipher Pol. Al ir a mirarse las manos, descubrió que unas almohadillas de oso habían aparecido, dándole una especie de poder sobrenatural.

- Vaya, ¿me he convertido en un oso?

Preguntó al aire, mientras que los otros dos enemigos sacaban unas espadas y se dirigían a pelear otra vez. Debido a que interponer sus manos le había venido bien anteriormente, intentó tocar con sus manos las espadas. ¡Eureka! Cuando estas impactaron en las almohadillas, salieron disparadas rápidamente, dejando a los enemigos asombrados.

- Parece que puedo repeler cualquier cosa con estas almohadillas. ¡Interesante!

Dijo con una voz de científico loco, mientras que usó el Soru para acercarse a los enemigos y tocarles en el estómago con dichas palmas de las manos. Los adversarios salieron volando como si la muerte los estuviera persiguiendo y quisieran escapar de ella, sobrevolando los cielos y alejándose de su vista. Había conseguido un poder perfecto para su condición de luchador cuerpo a cuerpo, puesto que así ya no tendría ningún problema contra los espadachines y francotiradores. Si era capaz de repelerlo todo, eso le convertía en una persona intocable.

Pero volviendo a su misión principal, tenía que encargarse de limpiar aquella isla de enemigos, por lo que retomó dicho objetivo y arrasó las calles durante unas cuantas horas. Toda persona que tocara salía volando directamente, y algunas veces destrozó casas sin querer. No controlaba su poder, pero solo el tiempo y el entrenamiento le harían ser más cauto y conservador con sus habilidades. Las calles de Conomi se fueron limpiando de enemigos gyojin con el paso del tiempo, y al cabo de unas dos horas exactamente, solo quedaban en pie el grupo principal de enemigos y su jefe, todos reunidos en la plaza de Conomi.

- Matad a ese cabrón, él solo ha derrotado a casi todas nuestras fuerzas.

Comentó un gyojin de dos metros y medio, que supuestamente era el jefe de aquella expedición. Los soldados normales, que no tenían demasiado potencial, sacaron rifles y espadas, y se dirigieron hacia Finnick para dispararle y cortarle. Interponiendo sus manos como buenamente podía y usando el Soru, esquivó y desvió todas las balas y espadas que fueron hacia él. En cuestión de minutos, el grupo de diez enemigos estaba desarmado y con un buen golpe quedaron todos inconscientes, dejando al jefe y al agente en un uno contra uno.

- Voy a terminar esto de un solo golpe. Será la primera misión que complete satisfactoriamente, así que… ¡muere, por favor!

Dijo, mientras que notaba unas extrañas vibraciones en su mano derecha. Era como si su instinto le dijera que lanzase un golpe al aire, por simple supervivencia. Y eso es lo que hizo. Mientras que el gyojin se abalanzaba sobre él con una maza grande, Finnick lanzó su palma de la mano al aire, creando un extraño efecto que le sorprendió de sobremanera. Una esfera de energía en forma de almohadilla de oso recorrió el aire y atravesó a gran velocidad el cuerpo del enemigo, dejándole K.O. al instante. Parecía que aquella fruta tenía más de un as en la manga, por lo que sonrió gratamente.

Conomi había sido limpiada de arriba a abajo, y el nuevo poder de Finnick era tal que no había necesitado ninguna ayuda para hacerlo él solo. Por lo que sabía, el poder de su fruta consistía en repeler todo lo que tocasen las almohadillas de sus manos, pero todavía no había comprendido cómo había realizado aquella proyección dañina de su palma. Tenía muchas cosas que investigar. Pero primero, cogió el Den Den Mushi más cercano y llamó al Cuartel, para avisar de su éxito. Así, tomó un barco de regreso a su zona de trabajo con dos nuevas experiencias: un nuevo poder dado por el Diablo, y su primera misión completada. A partir de ese día, Finnick ya no sería alguien débil. Pero lo que tampoco sabía, es que terminaría siendo uno de los soldados de leyenda del Gobierno. Su historia avanzaba, y consumiendo esa fruta había dado un paso de gigante, a pesar de que a su historia le quede mucho que contar.

_________________


Luchador - Científico
Niveles C - Iniciado
Busoushoku Haki nivel Básico
Agente del Cipher Pol 1
Usuario de la Nikyu-Nikyu No Mi
avatar
Finnick Halestorm

Mensajes : 41
Fecha de inscripción : 24/06/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.