Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» El Foro cierra pero Skype es eterno.
Miér Oct 23, 2013 12:47 am por Jack Daniels

» Afiliación Strong World [Élite]
Dom Ago 11, 2013 3:24 pm por Invitado

» O.W. {Foro rol anime} normal
Sáb Ago 10, 2013 3:11 am por Invitado

» Jung Sang Art School {Normal}
Jue Ago 01, 2013 5:35 pm por Invitado

» Afiliación a VirtualWorld
Sáb Jul 27, 2013 11:31 am por Invitado

» Petición de experiencia (Activa)
Vie Jul 26, 2013 9:27 am por Aoi Revenge

» Capítulo uno - Primer encuentro.
Vie Jul 26, 2013 6:48 am por Aoi Revenge

» PRIMER CENSO GLOBAL. [18/07/13 - 26/07/13]
Jue Jul 25, 2013 6:36 pm por Adán D. Romalia

» "The Peacemaker"
Jue Jul 25, 2013 1:00 am por Aoi Revenge

» ~~Aburrimiento, Balas, Puños y un pajaro muerto~~
Miér Jul 24, 2013 9:06 pm por Jean Vancroux

One Piece World

Memento Teen Titans New Generation
'Ndrangheta

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 24 el Jue Jul 04, 2013 2:06 pm.

¿Piratas que cazan piratas?

Ir abajo

¿Piratas que cazan piratas?

Mensaje por Jean Stark el Jue Jul 04, 2013 12:54 pm

Era un nuevo día en Ohara, no muy caluroso pero sí soleado, y por ello muchos de los lugareños llevaban mangas cortas y gafas de sol, e incluso podía verse como algunos cuantos jóvenes se dirigían al puerto y a la pequeña playa de la isla en trajes de baño para refrescarse un poco. El reloj que colgaba del gran árbol central de la ciudad dio las once de la mañana, momento perfecto para dar un trago en la taberna y conseguir algo de información sobre un posible objetivo. Como no podía ser de otro modo me dirigí a la única taberna que había conocido durante los tres días que llevaba en la isla, la cual, según tenía entendido, era la que mejor estaba restaurada después del desastre ocurrido ya hace unos cuantos años y una de las pocas en las que aún se servía sake, pues en las demás lo habían dejado de lado por otras nuevas bebidas extranjeras como el vino. No se encontraba lejos del hostal donde me hospedaba, tan solo tardé cinco minutos caminando a un ritmo normal. Al entrar pude comprobar como a estas horas de la mañana no había mucha gente, pero sí la suficiente como para ocupar un tercio de la barra y una pequeña mesa del comedor. Sin pararme a mirar demasiado, me dirigí a la barra y le pedí un poco de sake al tabernero, quien presentaba un aspecto un tanto mayor y cansado, y eso que solo llevaba un par de horas abierta la taberna. Cuando me trajo la pequeña taza de sake me la bebí  despacio, con un par de sorbos antes de dar el trago final y llamé la atención del tabernero con un gesto con la mano.

Cuando se acercó empezó el reto – Me gustaría saber si tiene algún cartel de wanted … a ser posible que sea reciente por favor -. Al instante el rostro cansado del hombro se tornó un poco diferente, la ceja derecha se le arqueó y el ojo contrario se abrió como un plato, parecía bastante sorprendido – ¿Para qué quiere un joven como tú un cartel de wanted? No pareces ser un marine -. Su tono en efecto reflejaba el estado de sorpresa que había denotado instantes antes su cara. A decir verdad debía de haberlo supuesto, en el mar en el qu eme encontraba y específicamente en Ohara no debía ser muy conocido, ni tampoco la organización de Hunters. Me llevé la mano al bolsillo y saqué mi tarjeta de Hunter en la que se reconocía mi licencia y se la mostré – Soy un Hunter, señor, mi trabajo es hacer justicia y de paso echar una ayuda a las autoridades -. Mi tono era totalmente normal, no quería delatar el que no estuviera diciendo totalmente la verdad, ya que esa era mi baza en este tipo de negociación, ya que el tabernero seguramente no sabía lo que era un cazarrecompensas del todo, me valí diciendo que estaba ayudando a la marina a capturar criminales, que por un lado podía verse de ese modo. El hombre me miró un poco extrañado y luego le echó un vistazo a la tarjeta, de hecho estuvo mirándola bien a fondo, no se andaba con chiquitas – No me suena eso que dices de Hunter … ¿no me estarás engañando verdad? -. Su tono empezó a tornarse un poco más grave, cosa que no me agradó ni lo más mínimo.

Por momentos llegué a pensar que si la cosa seguía poniéndose mal debería tirar mano de mi katana, pero traté de bajar un poco la crispación del ambiente – Para nada señor, le estoy diciendo la verdad, los Hunters son una organización que ha conseguido el consentimiento de la marina, en la tarjeta lo pone -. Refunfuñó un poco más, pero después de revisar la tarjeta de nuevo me la devolvió y se fue a la cocina. Tras unos segundos regresó con unos pocos carteles de wanted, pero antes de dármelos me advirtió de una cosa – Estos tipos son peligrosos, deberías buscar a alguien que te acompañe –. Dejó una breve pausa para darme los carteles de wanted y luego siguió - Estos son solo los que se encuentran por la isla -. Eran tres, más que suficientes, con uno me valía, pero realmente consideré eso de buscar algo de ayuda – Muchas gracias, me ha ayudado mucho, y no se preocupe buscaré a alguien -. Dije bastante confiado mientras me daba la vuelta para ver si podía encontrar algún acompañante. Mientras hablábamos había entrado más gente, ya había un par de mesas más llenas y la barra estaba casi completa, de modo que tenía la esperanza de que alguien hubiera escuchado la conversación y se prestara al trabajo. Quien sabe, quizá había algún que otro Hunter en esa misma taberna.

_________________

Hablo Narro "Pienso"

avatar
Jean Stark

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 26/06/2013

Hoja de personaje
Tripulación: Song of Sparrow
Cargo: Nakama
Recompensa:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Piratas que cazan piratas?

Mensaje por Portgas D. Kai el Sáb Jul 06, 2013 10:30 am

Una nueva isla y nuevas cosas por descubrir, así era para mi todos los días en que llegaba a un nuevo destino, está vez era Ohara, una isla interesante, en sus tiempos claro, pues ahora la mitad de la isla estaba en ruinas, por otra parte, en la isla hacía bastante calor, pues paseando por las cercanías de la costa pude ver a gente allí para refrescarse, era agradable ver como se divertían. Aún era temprano por lo que me senté en la arena para observar el horizonte del mar, el sol ya había salido y se mostraba por encima del agua, era un paisaje relajante y bonito para dibujar, no dude ni un segundo en sacar la libreta y un lápiz para iniciar, tal vez para algunas personas se les hacía extraño que dibujara para otros, era algo bonito.

Estuve allí sentado hasta las 10.46 am, esa era la hora que se marcaba a lo lejos, en el reloj de la ciudad, suspiré y me levanté para después guardar el material en la mochila, quería tomar algo de sake, pregunté a varios ciudadanos con amabilidad para saber de algún local con dicha bebida, les agradecí por responderme y me dirigí hacía allí, todos apuntaban a uno, se me hacía extraño que solo hubiera uno. Tras llegar me detuve para observar el edificio, parecía estar restaurado del todo si lo comparábamos con otros, suspiré y entré, no estaba tan lleno como pensaba pero no le di importancia pues me servirían mas rápido mi pedido. Me acerqué a la barra para después sentarme y esperar a que el señor se acercara para atenderme, no fue para rato pues ante de mi había un chico castaño, por lo que pude ver pidió sake"Que es lo que quiere tomar, muchacho?"lo miré con una sonrisa, le pedí sake, me miró un tanto sorprendido, no le culpaba, no aparentaba la edad que tenía pero no se negó y me trajo la bebida junto a un pequeño vaso de cerámica"Gracias señor"el señor se marchó para atender de nuevo al hombre que se encontraba a dos sillas de mi, no pude evitar escuchar lo que decía, un wanted? Con la cabeza puesta en el sake seguía bebiendo tragos pequeños pero a la vez miraba hacía ambos con discreción, el cliente habló de nuevo diciendo que era un hunter, mi cara se mostró con sorpresa"Hunter? He oído ese nombre antes, he escuchado que son piratas cazadores de piratas..."no pude evitar rumorear por mi cabeza aquellas palabras, en efecto, era una organización, él mismo que lo mencionó lo admitió, sonreí, pensé que sería el único cazador por el mundo"Je, me pregunto si puedo unirme a esa organización... Bueno, por probar no pasará nada"di un último sorbo al sake antes de volver a llenar el último vaso, cuando acabaron la conversación me levanté, pero no sin antes pagar la cuenta por el sake. Me giré para acercarme al "Hunter" y preguntarle si quería que le acompañara"Buenas, no he podido evitar vuestra conversación de antes... De hecho me preguntaba si podría acompañarle en su caza"sonreí tras ponerme ante él, pude deducir que era un espadachín por sus katanas, aunque su vestimenta no parecía tan de samurai pues era algo mas formal, yo en cambio, tan solo llevaba una camisa naranja con una corbata negra, y encima llevaba una chaqueta y pantalones negros. Aunque lo que mas destacaba de mi eran los guantes que llevaba, sacudí la cabeza, no era hora de hablar de ropas, no quería ser grosero por lo que le ofrecí mi mano derecha"Soy Portgas D. Kai, un placer"coloqué mi mano izquierda sobre la cabeza, me sentía algo extraño pero no sabía porque, tal vez era por poder encontrar a otro cazador pensando que sería el único, además si en verdad pertenecía esa asociación llamada Hunter's me haría bastante feliz, pues para mi sería un honor entrar en ella.

_________________
Hablo-Pienso-Otros

Aunque no pueda verte... Incluso si nuestros caminos se tornan diferentes... Siempre estaré velando por ti
avatar
Portgas D. Kai

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 29/06/2013

Hoja de personaje
Tripulación:
Cargo:
Recompensa:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Piratas que cazan piratas?

Mensaje por Jean Stark el Sáb Jul 06, 2013 12:31 pm

No pasó mucho tiempo hasta que alguien se presentó por el trabajo. Mientras el tabernero me sugería que buscara a alguna otra persona más y yo esperaba que alguien con afición a tomarse la justicia por su mano estuviera escuchando, un joven que no aparentaba ser mayor de edad, con el cabello largo y castaño parecido al mío y unos ojos de color oscuro daba sus últimos sorbos a su bebida y se dirigió hacia donde estábamos conversando el exhausto tabernero y yo. De pie podía decir que mediría entorno al metro sesenta, y no es que pareciera muy fuerte dada su complexión física, pero de hecho yo tampoco tenía una complexión corpulenta ni mucho menos. Cuando llegó a estar a unos pasos del taburete de madera sobre el que me encontraba apoyado en la barra, nos dijo que le gustaría unirse a la caza, y se presentó como Portgas D. Kai. Por unos momentos vi como la expresión del tabernero se tornaba desagradable, no estaba muy convencido del chico, seguramente por ser tabernero y no dedicarse a algún oficio que implicara riesgo. Por mi parte yo pude ver como derrochaba determinación y como de algún modo se le veía con experiencia a pesar de su edad, seguro que ya había peleado en muchas ocasiones, de modo que me apresuré por acelerarlo todo y calmar al tabernero.

- Perfecto Kai, claro que puedes acompañarme ... de hecho debería ser yo el que debería preguntarte si querrías venirte -. Dije con un tono tranquilo y afable,¡ y llevándome la mano izquierda detrás de la cabeza, pues mi intención era darle a ver al tabernero que podíamos hacer el trabajo y cumplir con lo que le había dicho previamente sobre la asociación - Yo soy Jean, Jean Stark, encantado de conocerte -. Continué dirigiéndome a Kai y esta vez le estreché la mano a modo de saludo por habernos conocido. Puede parecer una tontería, pero en esos momentos pensaba en que quizá podía convertirse de verdad en un compañero Hunter y unirse a la organización, me hacía falta mucha ayuda para llevar adelante el reto que estaba siendo sacar a flote una organización de la nada - Bueno, pues ya lo ve, estamos listos, ¿podría indicarnos por donde suele rondar este criminal? -. Esta vez sí que me dirigía al tabernero, le señalaba uno de los carteles de wanted que me había dado, el que me pareció más apropiado para la ocasión. El tabernero no respondió por unos segundos, parecía que aún estaba dándole vueltas a la alianza que habíamos formado, pero después de rascarse la barba me respondió – No se mucho sobre él, algunos aldeanos rumorean que lo han visto muchas veces en la playa oeste, según diría yo puede vivir en alguna caseta cerca de allí y por ello pasa mucho tiempo sobre la orilla -. La información no era muy concreta pero algo es algo.

Después de darle las gracias y pagarle por el sake, me volví hacia Kai para hablar con él – Bien, todo esto parece muy apresurado la verdad pero me emociona. La cosa está así, debemos ir a la playa y preguntar a la gente que veamos, no sabemos mucho sobre el criminal por lo que hay que ser cautelosos -. Le decía más serio ahora y mirándole fijamente a los ojos. Ya no estaba apoyado sobre el taburete por lo que la diferencia alturas entre los dos se habían extendido un poco más - ¿Estás preparado? -. No me hacía falta saber cual era su respuesta porque sus ojos ya me la indicaban, estaba decidido a hacerlo y yo también. Iba a ser la primera vez que cazara juntamente con otra persona, así que igual sería algo extraño, pero pensándolo bien, si quería tirar adelante a los Hunters debía hacer cuantas más amistades mejor.

off:
Narrador, no menciono nada sobre el cartel de Wanted, así que eso queda a tu decisión, recompensa, preligrosidad, y demás.

_________________

Hablo Narro "Pienso"

avatar
Jean Stark

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 26/06/2013

Hoja de personaje
Tripulación: Song of Sparrow
Cargo: Nakama
Recompensa:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Piratas que cazan piratas?

Mensaje por Narrador el Dom Jul 07, 2013 8:24 am

Tras hablar con tu nuevo compañero sobre los objetivos de esta misión el tabernero se decanta por deleitaros con sus conocimiento-lo de que se puede encontrar en la costa-y tras eso se mete nuevamente a atender al resto de los clientes que se estaban empezando a situarse en la zona de la barra. A todo esto el resto de gente del bar se os queda mirando entre cuchicheos (Cotilleos) ya que jamás habían oído eso de una organización que se dedicase a cazar piratas por la zona, por lo que así de pronto les resultaba muy extraño, pero ninguno se atrevía a levantarse y a preguntároslo ya que no veían el medio por el que circularos la pregunta. Si nos ponemos a mirar más detalladamente el Wanted se puede observar el rostro de una persona medio difuminado ya que no se consiguió sacarle bien la foto en el momento de la foto, pero si sacar lo suficiente como para ser “visto”.

Imagen del Sujeto:

Lo único apreciable de él en el cartel de búsqueda es la mitad de su rostro-para ser exactos el izquierdo-y como detrás suya una persona se encontraba "levitando" en el aire y tenia clavado en su cuerpo mas de 4 lanzas, siendo todas estas mortales para el sujeto. Este individuo portaba una suma de recompensa un tanto elevada ya que los números no engañaban y si ese wanted decia la verdad su suma alcanzaba los 20 millones de berries.

Actualmente dicho sujeto se encuentra apoyado en un árbol en las cercanías de la playa, dejando que su presencia pasase por uno de los numerables sujetos que andaban en la costa en su disfrute del sol y el verano, por lo que no tiene nada de malo el andar por la zona y aun mas siendo pocas personas las que conocen el motivo del por que se le sumo dicha recompensa. Por eso muchos no le ponen importancia e incluso se puede observar como numerosos niños por accidente pasaban por delante suya y sin querer sus pelotas-la de la playa- caían en su regazo y este tan amable se los devolvía con suma facilidad y alegría-Por que el hecho de ayudar se paga con la ley-dice este sujeto mientras se queda observando al niño que volvía a jugar con sus amigos a pasársela, a lo que por unos instantes sus ojos se deprimieron un poco al mirar a aquel crió jugar de forma tan alegre-Ojala yo pudiese volver a sonreir de esa forma...


Off rol: Siento la tardanza y el poco declive del post, pero es que es una de mis primeras veces que narro de esta forma. Cualquier "duda" o "queja" envíenselo a Edmundo y que me lo diga. O sino póngalo en un tema. Suerte y disfrutad.
avatar
Narrador

Mensajes : 72
Fecha de inscripción : 31/10/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Piratas que cazan piratas?

Mensaje por Jean Stark el Miér Jul 10, 2013 8:21 am

Cuando salimos de la taberna, lo primero que hice fue revisar bien el cartel de wanted, pues un pirata de 20 millones de recompensa no podía tratarse de un simple aficionado. Todo los datos que pudiera recabar antes del combate serían cruciales. No se podía apreciar muy bien su rostro, a decir verdad solo se le veía una parte, por lo que encontrarlo tampoco iba a ser sencillo; el cartel tampoco mostraba nada más en referencia al sujeto, pero si había una cosa muy interesante: detrás de la imagen del pirata se podía discernir a otra persona alejada del suelo unos cuantos palmos con cuatro lanzas clavadas en su cuerpo, a apariencia todas mortales fijándome en las partes que podían haber atravesado del cuerpo del hombre. - "Lanzas" -. Fue lo primero que pensé. Era poca la información que nos estaba dando el cartel, pero al mismo tiempo bastante buena. Ya podía conjeturar que su estilo de pelea tenía que estar relacionado con lanzas, ¿sería lancero o algo parecido?. Quizá estaba equivocado, pero por si a caso empecé a pensar cual sería la mejor forma de combatir a un lancero, del mismo modo que advertí a Kai sobre ello. - Kai, ¿ves esas lanzas?, quizá debamos prepararnos para pelear contra un lancero, tenlo en mente -. Mi tono era ya más serio que otra cosa, pues estábamos entrando en la fase de peligro prácticamente, ya debíamos pensar en como actuar si la presa se defendiera, que sería por mucho lo más lógico.

Con la mente cavilando algún tipo de estrategia, pusimos rumbo a paso firme hacia la playa donde se suponía encontraríamos al criminal. No sabíamos nada el uno del otro, pero aún así nos disponíamos a pelear en un dos contra uno, si no pasara nada extraño, contra un pirata buscado, por lo que en teoría deberíamos de estar compenetrados durante el combate, y para eso hay que conocerse, luego en tema de compatibilidad bélica de momento no andábamos muy bien, aunque supongo que ya se vería más adelante. Cuando llegamos a la playa observamos un paisaje que se acercaba un poco a lo paradisíaco, la arena amarilla, las aguas casi transparentes, una temperatura más que idónea, ... pero aún así prefería las montañas del norte de Wano. Vimos como unos cuantos jóvenes estaban tumbados tomando el sol, casi me supo mal molestarles, pero teníamos que preguntar. - Perdonad, ¿alguien ha visto al sujeto este cartel? -. Les preguntaba señalando al cartel que estaba sosteniendo a la altura de mi pecho para que lo vieran de cerca. Al principio nadie respondió, todos negaban con la cabeza, pero después un tipo blancucho y con lentes de vista se acordó de algo. - Yo sí que lo he visto, creo, lo ví viniendo hacia aquí hará una media hora, estaba tumbado en la playa a unos seiscientos metros en esa dirección -. Nos dijo mientras señalaba con el dedo índice de la mano derecha hacia su izquierda.

Después de darles las gracias, especialmente al tipo blancucho que nos había proporcionado la información que necesitábamos, nos pusimos en marcha para llegar hasta donde nos habían indicado. Ya quedaba poco, y, aunque fuera mínimamente, notaba algo de inquietud en lo más profundo de mis entrañas. A los pocos minutos vimos a unos chavales jugando con una pelota, y les hicimos la misma pregunta, aunque sin mucha esperanza porque eran bastante pequeños para recordar mucho. - ¿Alguien ha visto a esta persona de aquí? -. Les decía con un tono más amable y cariñoso para que no denotaran la delicadeza de la situación, pues eran niños. Contra todo pronóstico, el niño que sujetaba la pelota señaló con su dedo a una persona cercana y continuó jugando con los demás niños. Como un resorte, tanto Kai como yo miramos a aquella persona que nos había señalado el niño, debía de ser él. Caminamos muy lentamente, ya se empezaba a mascar la tensión en el ambiente, yo me permití hacer un par de estiramientos de brazos y luego acerqué mi mano diestra a la vaina que tenía en la parte contraria de la cadera y entonces nos detuvimos. - ¿Eres tú el criminal por el que piden 20 millones de recompensa? -. Pregunté con una voz muy tensa y condescendiente, al mismo tiempo que dejaba caer el cartel de wanted al suelo y que más tarde el aire se encargaría de acercar levemente al sujeto al cual teníamos delante. Y allí me mantuve, quieto, con la mano preparada para desenvainar la katana en cualquier momento y mirando fijamente a nuestro oponente.

Off:
Con el motivo de que Kai no postea desde hace bastante más de 48 horas procedo a saltar su turno; como de momento es rol social que no tiene demasiada importancia tampoco importa mucho, pero más adelante cuando haya pelea espero que si puedas postear

_________________

Hablo Narro "Pienso"

avatar
Jean Stark

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 26/06/2013

Hoja de personaje
Tripulación: Song of Sparrow
Cargo: Nakama
Recompensa:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Piratas que cazan piratas?

Mensaje por Narrador el Vie Jul 12, 2013 9:06 pm

Me quede contemplando la diversión que se puede observar en el ambiente, a la que únicamente puedo hacer compañía dejando que mi presencia no se hiciese mucho de llamar, ya que si me pusiese en dicha situación junto a la demás gente acabaría por recordar los sucesos que azotaban mi pasado y más bien a la mala fama que tengo, por lo que lo mejor sería continuar en esta posición y dejar que el día pasase, ya que al menos el mirar a las demás personas no es nada malo según este pueblo, por lo que al menos puedo darme el gusto de dejar que mis recuerdos más “bonitos” salgan a la luz mientras observo el deguste de estos al contemplar este ambiente tan agradable.

Por ello permanezco quito en mi posición de una forma calmada hasta que de pronto unas presencias no tan alegres como el resto empiezan a dirigirse hacia mi posición, por lo que permanezco quieto medio camuflado por las hojas que se encuentran a los lados de un servidor, pero tampoco son que digamos un medio por el que esconderse, y si soy sincero aquel chaval que se acerca hacia el crio me hace recordar en cierta manera a una persona, por lo que prefiero mantenerme viéndoles y comprobar la sucesión de hechos que se dará a cabo, ya que me supongo que nada bueno va a pasar si dos individuos andan buscando a alguien en estos paramos, por lo que me quedo con un tono más serio de lo común observando la presencia de dichos individuos. A esto se le suma un ambiente un tanto más tenso cuando sus figuras descubren mi posición, y es entonces cuando hacemos un contacto de mirada, a lo que yo únicamente me quedo observando cómo arroja un cartel de sus manos y me pregunta si soy aquel individuo que se busca.
Este empieza a revolotear por el viento de la zona hacia mi posición, siendo justamente a unos centímetros de mi rostro cuando este “para en seco” a lo que yo puedo girar mis ojos para comprobar dicha imagen del cartel y mirar hacia aquellos individuos que se acercaban con unas ganas de pelear que se puede incluso oler en el ambiente.

-Si no es de molestia me gustaría no realizar vuestra masacre aquí-les digo con un tono calmado y sensato, como si nada de esto fuese algo raro-Y como no si soy al que buscáis. Por ello supongo que seréis cazadores que buscan una suma de dinero por derrotarme. O más bien unos individuos que sin preguntar los motivos del sacrilegio vais en busca de la fama….Como sea. ¿Qué os ha llevado hacia mi noble individuo?-les digo a ambos, pero mas bien al que osa hablarme sin moverme apenas de mi posición.
avatar
Narrador

Mensajes : 72
Fecha de inscripción : 31/10/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Piratas que cazan piratas?

Mensaje por Jean Stark el Sáb Jul 13, 2013 10:07 am

El sujeto se mantuvo indiferente, frío y calmado en todo momento, ni un solo ápice de cualquier sentimiento. Eso era un síntoma para nada bueno, pues los más peligrosos son siempre los que menos lo aparentan. - "Está claro que nos ha divisado desde hace un tiempo, ya que desde aquí se puede ver el resto de la playa, sobretodo de la parte de donde venimos, lo que me lleva a preguntarme, ¿por qué no ha huido?" -. Algo no me cuadraba, y para empeorar el asunto, un extraño escalofrío me recorrió toda la parte dorsal del cuerpo. Mientras el mantenía su postura tranquila yo hacía algo parecido, solo que al mismo tiempo ganaba algo de tiempo para analizar bien la situación. Seguía dándole vueltas al asunto de que nos estaba esperando, seguramente tenía algo planeado al no huir, quizá era él el que de verdad quería pelea y no nosotros, lo que no me hacía ni pizca de gracia. Finalmente, al echar la mirada hacia el cartel de wanted se decantó por romper el silencio que se había formado declarando que le gustaría pelear en otro lugar. La sola idea de que se pudiera tratar de una trampa o de que nos llevara a un lugar donde tuviera ventaja sobre nosotros me hizo decidir que rechazaríamos su demanda, pero al mismo tiempo sabía que si peleábamos en la playa comprometeríamos a muchos civiles, sobretodo a los niños que estaban jugando en la orilla a tan solo unos metros de distancia sobre nuestra posición. Tuve que pensar rápido, pero al final creo que acerté con mi decisión.

- Kai, desaloja la playa lo más rápido que puedas, hazte cargo de que no hayan civiles cerca de nosotros dos -. Mi voz era totalmente seria, miraba en todo momento fijamente a los ojos de nuestro oponente, el cual aún estaba esperando a una respuesta a su propuesta, aunque ya se debería de haber hecho una idea de lo que le iba a responder escuchando esto último que le había dicho a mi compañero. - Verás, tengo prisa así que pelearemos aquí -. Al igual que mi postura, el tono con el que hablaba también era tranquilo, incluso suspiré levemente al acabar de hablar. No quería decir más de la cuenta ni tampoco que sospechara que estaba pensando demasiado, por lo que me hice valer de una frase escueta y algo cómica para darle a entender que no estaba dispuesto a cambiar el lugar de combate. No sabría como se lo tomaría, pero estaba impaciente por ver sus reacciones. Eché un momento la mirada atrás para ver como progresaba Kai con el desalojo de la playa: no conseguía verle, pero por lo menos los niños que estaban jugando en la orilla ya no estaban allí, así que presupuse que ya debería estar lo suficiente avanzado como para que pudiéramos comenzar. Acertó con que éramos cazadores, aunque no era muy difícil hacerlo dadas las posibilidades, y eso que dio otra opción, pero esa sí que era errónea. - La fama solo la buscan aquellos que la necesitan, pero no creo que nadie se gane una buena cazando a criminales como tú, de modo que sí, somos cazadores -. ¿De verdad lo era?, cada vez tenía más dudas, en un pasado no lo hubiera dudado, pero ahora mismo ... como fuera, eso era algo que carecía de importancia en esos momentos tan tensos y críticos.

A su siguiente pregunta no supe como responderle, la verdad es que habíamos ido a por él porque se habían encadenado una serie de acontecimientos concretos, el que entrara a esa taberna, que el tabernero le diera su cartel de wanted, que yo lo escogiera entre otros dos al azar, ... Aún así traté de decirle algo al mismo tiempo que desenvainaba lentamente la katana de mi cadera con la mano derecha. - Digamos que ha sido cosa del destino -. Una pequeña mueca de sonrisa apareció en mi rostro, estaba preparado para el combate, y el hecho de que empuñaba con las dos manos mi katana hacia el oponente lo delataba. El sujeto se encontraba en el suelo, demasiado calmado, de modo que le daría un toque de atención para que supiera que iba en serio y de paso también comenzar el combate. - Chi Sākuru -. Susurré antes de correr hacia el sujeto dejando en nada los pocos pasos que nos separaban y haciendo un corte horizontal con mi katana. El golpe me serviría para ir entrando en calor, hacer que empezara el combate y de paso comprobar los artes del oponente, tanto si de verdad se trataba de un lancero como sus facultades básicas como la velocidad y los reflejos para evitar el corte o la fuerza para bloquearlo. A diferencia de un Chi Sākuru normal, este era una cuarta parte de su verdadero potencial, pues en vez de girar entorno a mí 360 grados, tan solo ladeé la katana antes del movimiento y giré 90 grados, quedando al final en el lado contrario del que había comenzado el ataque. Como estaba acostado, apunté al lugar donde tenía el abdomen en ese momento, pero si se levantara seguramente el ataque terminaría acabando a la altura de sus rodillas más o menos. En consecuencia tuve que sobreesforzar un poco más mi cuerpo, flexionándolo algo más de lo habitual usando esta técnica.

off rol:
✘ Chi sākuru  (Círculo de Sangre): Técnica utilizada para zafarse de varios enemigos al mismo tiempo. Jean empuña su katana con las dos manos en posición vertical, y con un rápido movimiento de cadera y pies da un giro de 360 grados sobre sí mismo, creando así un corte horizontal a la altura del abdomen a todos los enemigos que se encuentren al alcance de la katana. Nivel E

Como menciono en el post, no es totalmente el ataque sino que solo giro 90 grados. Es para entrar en combate y no alargar más los preámbulos(?). Cualquier cosa, ya sabes que puedes contactar conmigo por mp o por aquí mismo en un off.

_________________

Hablo Narro "Pienso"

avatar
Jean Stark

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 26/06/2013

Hoja de personaje
Tripulación: Song of Sparrow
Cargo: Nakama
Recompensa:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Piratas que cazan piratas?

Mensaje por Narrador el Lun Jul 15, 2013 2:19 pm

Aquel supuesto cazador habías echo diferentes actos con los de su alrededor para hacer que nuestro combate al final se llevase en esta playa. Yo obviamente y ya le dije, que no quería en estos dominios para así evitar posibles daños a las personas que se encuentran por aquí jugando con sus amigos o por el simple hecho de disfrutar un día de playa, pero todo esto se hace más asequible cuando uno de los dos acompañante se dispuso a dar la voz de alerta a todos los que se encuentran en la playa, lo que hizo por unos instantes que mis ojos captasen unas imágenes muy parecidas a cuando en mi infancia ocurrió aquel trágico suceso que hizo que todos huyesen de forma alarmante de mi, por lo que estire la mano de forma intuitiva hacia aquellas personas, las que en pocos segundos ya abandonaron la playa.

El cazador se dispuso a decirme que todo esto había ocurrido por el destino, y yo me quede únicamente sin moverme un apéndice-dejando una de mis manos en mi rodilla y la otra tocando el suelo-comprobando como aquel sujeto se disponía a agarrar ya su arma de forma ofensiva, por lo que supongo que el combate se podría haber dicho que ya había dado por comenzado-Así que desea empezar en estos paramos. Como usted desee-le digo antes de ver como su cuerpo empieza a venir hacia mi posición de una forma rápida y atacante, a lo que yo correspondo de una forma que podría sorprender a dicho sujeto. Aquel ataque cuando se disponía a intentar acercarse a mí se puede comprobar como de entre los matorrales una lanza de 1 metro de largo se clava justamente al lado de mi pie, lo que hace que su corte quede frenado en dicha lanza que se podía notar como una fuerza estaba impidiendo que perdiese.

-Si de veras quieres pelear contra tu rival lo primero que debes hacer….es conocerle.

Me quede mirando a ese rival con unos ojos más serio de los normal con los que pretendía intimidarle de cierta manera, y al ver como mi lanza había venido a ayudarme cuando yo en todo lo que llevamos de combate ni me había movido a tenido que causarle al menos un temor en alguno de los sentidos-Si quieres vencerme tendrás que hacer algo mas…-


Ataque:
En realidad no se trata de un ataque, sino mas bien una defensa. Cuando disponías a realizar "el movimiento" con el que harías la constancia de girar 90 grados una lanza emerge a una velocidad muy alta de los arbustos y se interpone en el tajo. Únicamente eso ^^. Cualquier duda un MP y te lo resolveré encantado.
avatar
Narrador

Mensajes : 72
Fecha de inscripción : 31/10/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Piratas que cazan piratas?

Mensaje por Jean Stark el Mar Jul 16, 2013 5:34 pm

Desde luego no podía negar que el sujeto era poderoso, no cualquier persona puede detener un golpe mío con tanta facilidad y sobretodo sin moverse. Lo que me sacaba de mis pensamientos no era solo eso, sino que de la nada había hecho aparecer una lanza y clavarla delante suyo para parar mi corte en horizontal, ¿cómo lo había hecho?, ¿tendría algún poder extraño de esos que se dicen conceden unas frutas muy raras o había truco?. De momento solo podía conjeturar, pues no tenía la suficiente cantidad de datos como para llegar a una conclusión más o menos certera, debía aceptar que el sujeto podía mover lanzas a su voluntad y a partir de ahí, dependiendo de como se desarrollara el combate ya iría probando diferentes teorías hasta dar con la solución correcta. Me mantuve unos segundos en tensión mientras la lanza paraba mi corte, pero luego lo dejé correr y al ver la expresión del criminal supe que de momento nada podía pasar, por lo que me relajé y me postulé erguido de nuevo, mirando fijamente a la persona que tenía delante de mí. Tenía ganas de hablar, por contra yo no, pero al parecer no se iba a poner en serio así por las buenas. Ese hecho no sabía si me lo podía tomar como un insulto o una irresponsabilidad, pero desde luego no me imponía ningún sentimiento de intimidación.

Retrocedí un par de pasos sin dejar de mirarlo y tras dar un largo suspiro me dispuse a responder sus súplicas por entablar una conversación. - No me interesa el pasado de las personas, todos tenemos uno, sino que me arraigo al sentimiento presente, de modo que realmente no me interesa conocerte mucho -. Le explicaba con un tono de voz relajado y sincero. Nadie nace como es ahora, sino que la sociedad y una serie de factores ajenos a su voluntad y propios de cada persona lo hacen ser como es, al menos eso me gustaba pensar a mí. Fue en ese entonces cuando se me ocurrió una frase que me dijo una vez un hombre muy sabio y continué valiéndome de sus palabras. - El pasado es experiencia, que el presente aprovecha y el futuro perfecciona -. Seguía con el mismo tono de voz que antes, aunque ahora era algo más serio. Después de mis palabras suspiré de nuevo como signo de cansancio y le dije abiertamente mi nombre. - De todas formas como quieras, yo soy Jean Stark, ¿cual es tu nombre diestro lancero? -. Ahora sí que mi tono se volvió serio del todo otra vez, la situación lo requería. Esperaba que así estuviera satisfecho y empezara a tomarse en serio el combate, pero por si quedarse tumbado en la arena de la playa, mostrar caso omiso a mi ataque de aviso y querer que le conociera en medio de una batalla no fuera poco, me replicó que de esa forma no iba a vencerle. solo hay dos tipos de personas que suelen mostrar tanto descaro e irresponsabilidad en una batalla: los poderosos y los idiotas, y no me daba la sensación de que fuera un idiota.

Al escuchar esta última frase de los labios de mi oponente, mi rostro dejo cualquier signo de relajación que hubiera podido mostrar durante la “charla”, se notaba que había pasado a concentrarme totalmente. Pensé que sabía que no estaba dando ni tan si quiera la mitad de mí en ese primer golpe, era de aviso de todas formas, pero aún así me seguía extrañando su actitud tan pasiva. - Harías bien en no subestimarme -. Le advertí con un tono serio y algo ronco mientras preparaba mi siguiente ataque. Empuñé la katana con las dos manos y tras unos instantes de concentración di un gran salto con la velocidad característica de un verdadero espadachín para deshacer la pequeña distancia que existía sobre nosotros dos. - Aka no … -. Se me escuchó murmurar antes de que llevara mi katana directa al fémur de la pierna más lejana a la lanza del suelo tratando así de cortarle los ligamentos más importantes de la pierna y al mismo tiempo provocar un colapso en la arteria y vena femoral. Acto seguido, mi ataque se dirigió a la zona del tren superior y, mediante un corte vertical, se centró en la clavícula contraria a la pierna previamente atacada con un objetivo algo parecido, dañar los ligamentos del brazo y también causar daños en la vena subclavia. - … ¡Dansu! -. Al mismo tiempo que terminaba de completar el movimiento recitaba su nombre al completo. Ahora sí que me estaba poniendo serio, tenía ganas de que la pelea se convirtiera en una verdadera pelea y dejáramos de hablar.

Off Rol:
✘ Aka no Dansu (Danza Roja): Jean se vale de su rápidez como espadachín para asestar dos rápidos cortes en el enemigo. Empuñando su katana con las dos manos, la esgrima hacia abajo para levantarla con un movimiento brusco y cortar transversalmente la pierna del oponente a la altura del fémur, donde se encuentran varios de los ligamentos más importantes de la pierna y la arteria y vena femoral. Acto seguido gira rápidamente, arovechando la inercia del movimiento anterior, agachando un poco el cuerpo para cortar de manera vertical la clavícula contraria a la pierna donde haya atacado previamente, donde se encuentran tanto la arteria como la vena más importante del brazo, la subclavia. Nivel D

El movimiento es algo diferente porque sigues tumbado (¬¬) pero básicamente es la esencia es la misma. Está claro que si paras o esquivas el primer movimiento el segundo no tendrá efecto, pero lo tengo que narrar igualmente en mi post porque la técnica es así.

_________________

Hablo Narro "Pienso"

avatar
Jean Stark

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 26/06/2013

Hoja de personaje
Tripulación: Song of Sparrow
Cargo: Nakama
Recompensa:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Piratas que cazan piratas?

Mensaje por Narrador el Vie Jul 19, 2013 11:39 am


Mientras que el primer corte del chico era bloqueado por la lanza que había aparecido milagrosamente desde los matorrales, el objetivo del cazador erguía su espalda y movía su cuello hacia los lados, adoptando una posición vertical bastante elegante. Una vez que el filo de la espada dejó de tocar el tronco de la lanza, se acercó para tomarla con su mano derecha. La desenclavó del suelo, y la hizo girar sobre su mano para colocarla detrás de su espalda, con la parte afilada apuntando hacia el cielo. Sus ojos amarillentos se clavaron en el cazador, mientras que la soledad y silencio se apropiaban del momento escénico. Había que decir que aquella persona era muy callada, pero calculadora y fría como ninguna. No por nada había conseguido esa recompensa, teniendo en cuenta que años atrás la Marina y Gobierno habían mantenido unos ínfimos niveles de peligrosidad en el mundo. Sin embargo, la era de la Piratería y criminalidad había vuelto más fuerte que nunca, y podían probarse dichos hechos con los carteles de busca y captura que habían salido a la luz. La templanza de aquel chico indicaba que se encontraba muy confiado y seguro por sus habilidades, analizando cada parte de aquel joven espadachín que había osado querer enfrentarse a él en un combate directo. Su compañero no había vuelto a hacer ningún gesto, quedando en el preciso punto en el que lo vio por primera vez. ¿Miedo? No le importaba. Adelantó uno de sus pies, adoptando una posición semi-girada y dando el hombro izquierdo a su oponente. Levantando la mano que no sostenía ningún arma, le hizo el gesto para que fuera hacia él, sin ninguna sonrisa en su cara. Aquel ser era la tranquilidad en persona.

Antes de dar ningún paso más, el joven se presentó como Jean Stark, preguntando el nombre del que sería su contrincante. Por tanto, este respondió gentilmente, sin apartar sus ojos de aquella persona. – Hacía mucho que no me preguntaban el nombre, pero es un acto de honor conocer el de la persona con la que combatirás. Mi nombre es Shirotora, encantado – Comentó, siendo su nombre un juego de palabras entre “Tigre” y “Blanco”, viniendo a significar “Tigre Blanco” en general. Aquello tenía cierto sentido, debido a sus ropajes claros como la nieve y las cicatrices en forma de garras en ciertas partes de su cuerpo. Así, no dijo ninguna palabra más hasta que la batalla de verdad empezó, haciendo caso omiso de las palabras que Jean proclamaba. Suspiró y expulsó el aire por sus orificios nasales, mientras que adoptaba una posición defensiva y en alerta constante, dejando el arma a un lado de su cuerpo, tomada para realizar cualquier defensa o ataque de forma rápida y efectiva. El chico se acercó a él, intentando lanzar un corte a su fémur, pero interpuso su lanza y la lanzó con fuerza sobre aquella misma posición, de forma que girase a gran velocidad como si de un escudo se tratase. Debido a la longitud de la misma y su rapidez, tanto el primer como el segundo ataque del espadachín rebotaron contra ella, sin alcanzar el cuerpo de Shirotora. Segundos más tarde, tomó la lanza y giró sobre su propio cuerpo, apuntando al enemigo con su mano libre. Esta estaba en forma de pistola, con los dedos índice y corazón alargados, como si de un cañón se tratasen. Una segunda lanza apareció desde los matorrales cercanos, dirigiéndose a gran velocidad  hacia su caja torácica. Mientras tanto, la otra lanza giraba en torno a sus dedos y su muñeca, preparada para bloquear otro ataque cuando fuera el momento. El Señor de las Lanzas era un enemigo muy peligroso tanto a media, como a corta distancia, y su apodo no lo había ganado por nada.


INFORMACIÓN DE NPC:
Shirotora  - El Señor de las Lanzas

Nivel: D

Raza: Humano

Profesión: Lancero

Akuma: ¿?

Haki: No

Datos de interés: Velocidad y fuerza superiores a los de una persona normal y corriente. Maneja sus lanzas con rapidez y ferocidad, hasta un máximo de cuatro armas. Por algún motivo en concreto, es capaz de controlar sus lanzas sin hacer contacto con ellas, haciéndolas levitar y moverse como si de un prestidigitador se tratase. Esta información puede deberse a una Akuma No Mi, aunque no ha sido confirmada.


Postdata:
Se ha asignado este tema a otro encargado de Narración, de forma que el tema se llevará de una forma más activa a partir de ahora.

Si hay algo que no se entienda, o crea que está mal explicado, mandar un MP a la cuenta de Zhown.

Saludos.
avatar
Narrador

Mensajes : 72
Fecha de inscripción : 31/10/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Piratas que cazan piratas?

Mensaje por Jean Stark el Lun Jul 22, 2013 5:13 pm

La contienda estaba dando un giro importante en los acontecimientos, y mucho me temía que no eran para nada a favor de mi victoria. Shirotora, como se había presentado mi oponente, demostraba tener un manejo y control perfecto sobre la habilidad de la que se tratase el que sus lanzas volaran y se movieran a su voluntad, y eso era todo un problema. Un lancero se hacía valer en batalla por la ventaja territorial que otorga su arma, la cual es más larga que una katana común, pero al mismo tiempo tiene un par de desventajas y la más importante es su manejo, ya que es pesada y no permite movimientos versátiles como cualquier otra arma corto-punzante, pero lo más importante de todo es que sin un arma no son gran cosa, es más, tienen fama de no dar mucha batalla cuando te acercas a ellos cuerpo a cuerpo; no obstante, con esta supuesta habilidad suya, a la que desde ese preciso momento debía de tener muy en cuenta, borraba de una pasada todas estas debilidades y multiplicaba sus virtudes, por no decir que aún desconocía el número de lanzas que podría controlar, aunque de momento solo hubiera mostrado dos, en el cartel de wantes habían por lo menos cuatro o más. Defensa y ataque perfectos explotados de la mejor forma posible, no me cabía duda de que estaba en una situación cuanto menos comprometida. Debía de pensar algo muy rápido, porque si no pronto me iba a arrepentir de haberle pedido carteles de wanted al tabernero y posteriormente haber venido hasta la playa con tal de cobrar una suculenta recompensa derrotando a Shirotora. Justo en esa milésima de segundo en que "lanzaba" su lanza hacia mi pecho se me ocurrió una táctica desesperada, pero incluso yo la deseché en seguida, era demasiado arriesgada y solo pensaría en llevarla a cabo cuando no me quedara otro remedio que ... que perder el combate.

Ahora debía de concentrarme en esquivar la lanza que se drigida a toda velocidad hacia mi pecho. - "Va directa hacia mi caja torácica, con esa velocidad podría incluso atravesar mis costillas y herir severamente mis pulmones. Tengo que evitarlo a toda costa" -. Inmediata e instintivamente todo mi cuerpo se movió de tal modo que pudiera esquivar el golpe fatal. Primeramente mis piernas hicieron un gran esfuerzo por moverme hacia la derecha, luego posicioné lo más rápido que pude mi katana en la trayectoria de la lanza y finalmente hice toda la fuerza que pude con mis brazos para desviarla, todo ello en instantes. Al final, con la combinación del trabajo del movimiento de evasión y el de bloqueo, pude desviar lo suficiente la lanza de su objetivo inicial y conseguir que me rozará en la parte del tórax izquierdo, abriéndome una aparatosa herida y seguramente rompiéndome un par de costillas. El dolor por las costillas era grande, pero de momento podía sobrellevarlo, y el sangrado no era demasiado importante por ahora, así que podía seguir peleando, ahora me tocaba atacar a mí. Pero ahora el tema era ¿cómo?. No había lanzado su ofensiva con esa lanza cual proyectil a toda velocidad y ya tenía otra entre sus manos rotando a una alta velocidad. Eso me dejaba en una situación muy comprometida, me estaba indicando que si quería llegar hasta él debía sacrificar el que yo también me llevara daño en el intento. Con razón tenía tan alto precio por su cabeza, hasta el momento había mostrado un total dominio en el largo y medio alcance, y cualquiera que quisiera explotar el corto alcance debía de tener una gran determinación y una buena disposición mental. Aún así, me iba a agarrar a ese clavo ardiendo y lo iba a intentar con todas mi fuerzas, atacaría desde el corto alcance y tras ello no dejaría de apartarme de él para seguir peleando a una ínfima distancia entre los dos.

Velocidad y precisión, un ataque o directo en el que mi trayectoria no sea uniforme y por tanto no pueda ser predicha para atacarme con una de sus lanzas, en esos tres parámetros se encontraba la receta secreta para acertar con mi ofensiva. Tenía una técnica perfecta para ello y también estaba preparado para lo que pudiera pasar. Alcé mi katana a la altura de mi hombro derecho en posición horizontal completamente, llevando todo el peso del cuerpo al lado contrario y estirando un poco la pierna izquierda y cargué el ataque. - Hebi no ... -. Se me escuchaba decir mientras emprendía con un salto veloz la acometida. Corría con la mayor velocidad que mis piernas podían proporcionarme, en una trayectoria rectilínea y sin dejar en de mirar al sujeto a los ojos en ningún momento. Entonces, esperaría a que lanzara alguna de sus lanzas o simplemente sin necesidad alguna de ello me dispondría a ejecutar la segunda parte de la técnica. - ¡... kōshō! -. Pronuncié al mismo tiempo que cambia mi trayectoria brusca y velozmente por dos veces, añadiendo más dificultad al movimiento, hasta por fin llegar a la posición de Shirotora con la katana esgrimida en horizontal. Sin prestar atención más que de reojo a la lanza que giraba entre su muñeca y sus dedos traté de penetrar con un movimiento sutil cual picadura de una víbora el corazón del criminal. Si podía llegar a alcanzarle de un golpe abría terminado con el combate y por contra si trataba de evitarlo por lo menos le costaría bastante el que no resultara herido, claro, suponiendo que pudiera llegar hasta él. La o las posibles lanzas que me pudiera lanzar en mi recorrido hacia él eran el menor problema, pues esperaba quitármelas de encima con mis cambios bruscos de dirección, pero temía que se sacara un truco bajo de la manga con esa que tenía girando agarrada en su mano, aunque eso sí, al acortar tanto las distancias no creo que se atreviera a hacer movimientos muy complejos a distancia con su lanza, pues podía compremeterse a sí mismo. Esperaba no equivocarme con ese razonamiento, mucho dependía de ello.

Off:
✘ Hebi no kōshō  (Picadura de Víbora): Técnica sencilla pero eficaz. Jean empuña de manera frontal su katana, a modo de lanza, y se dirige corriendo hacia el enemigo siguiendo la misma dirección rectilínea, y, cuando está lo suficientemente cerca del alcance del oponente, hace un cambio de dirección muy rápido para clavar la espada en cualquier parte del cuerpo y luego retirarla con un movimiento muy sutil y rápido, como si se tratara de una picadura de serpiente. Básicamente es un ataque frontal y rápido con un cambio de dirección brusco. Nivel D

No he detallado mucho la parte final del ataque, pues no sabía donde ni como habías puesto tu lanza defensiva, en que mano, en vertical u horizontal, y hacia arriba o hacia abajo. En teoría voy a por tu lado izquierdo (corazón), por eso si la lanza hubiera estado en tu mano derecha tendría más tiempo de reacción y al contrario si la tuvieras en la derecha menos. Espero que se pueda entender bien mi post, he estado pensando mucho como proceder en él y creo que al final puede haber un par de partes que pueden dar pie a confusión. Si tienes el menos problema por favor no dudes en preguntarme, por Mp o Chat si coincidimos.

Saludos.

_________________

Hablo Narro "Pienso"

avatar
Jean Stark

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 26/06/2013

Hoja de personaje
Tripulación: Song of Sparrow
Cargo: Nakama
Recompensa:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Piratas que cazan piratas?

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.