Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» El Foro cierra pero Skype es eterno.
Miér Oct 23, 2013 12:47 am por Jack Daniels

» Afiliación Strong World [Élite]
Dom Ago 11, 2013 3:24 pm por Invitado

» O.W. {Foro rol anime} normal
Sáb Ago 10, 2013 3:11 am por Invitado

» Jung Sang Art School {Normal}
Jue Ago 01, 2013 5:35 pm por Invitado

» Afiliación a VirtualWorld
Sáb Jul 27, 2013 11:31 am por Invitado

» Petición de experiencia (Activa)
Vie Jul 26, 2013 9:27 am por Aoi Revenge

» Capítulo uno - Primer encuentro.
Vie Jul 26, 2013 6:48 am por Aoi Revenge

» PRIMER CENSO GLOBAL. [18/07/13 - 26/07/13]
Jue Jul 25, 2013 6:36 pm por Adán D. Romalia

» "The Peacemaker"
Jue Jul 25, 2013 1:00 am por Aoi Revenge

» ~~Aburrimiento, Balas, Puños y un pajaro muerto~~
Miér Jul 24, 2013 9:06 pm por Jean Vancroux

One Piece World

Memento Teen Titans New Generation
'Ndrangheta

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 24 el Jue Jul 04, 2013 2:06 pm.

Mejorando la perforación

Ir abajo

Mejorando la perforación

Mensaje por Finnick Halestorm el Mar Jul 02, 2013 5:02 am

Abriendo los ojos, el científico despertaba de su último sueño. Los recuerdos del balazo recibido en Shelltown le atemorizaban por las noches, recordándole una y otra vez que no había sido capaz de dar caza a un simple cantante de la Revolución. Por si fuera poco, lo había dejado escapar, para luego irse corriendo a una enfermería y tratar sus heridas. Desde luego, tenía que entrenar mucho más. Si en el principio de su aventura dejaba escapar a todo el que se le pusiera delante, en un futuro sería el hazmerreír del Cipher Pol. Y eso no podía dejar que pasara.

Levantándose de la cama, desayunó un poco de comida para luego asearse y vestirse apropiadamente, con su uniforme correspondiente de “mayordomo”. No dijo ni una sola palabra, puesto que la rudeza de sus ojos indicaba que no estaba de muy buen humor para aquel día. Con rapidez, salió de la habitación y se dirigió hacia las escaleras centrales, para bajar hacia la sala de entrenamientos en la que ya había estado otras veces. Hoy tocaría entrenar una nueva variante del Rokushiki, puesto que cuantos más ases en la manga pudiera ocultar, mucho mejor sería para su futuro. Además, era un buen método para hacer ejercicio y mejorar tanto física como psicológicamente. Por tanto, abrió la puerta de dicha sala, pasando a su interior y descubriendo que era el único que había llegado a tales horas. Lo cuál era normal, puesto que no serían más de las ocho de la mañana, pero eso era mejor para él, puesto que podría concentrarse mucho mejor sin nadie a su alrededor. Sacó la libreta que tenía dentro de su chaqueta, donde tenía apuntadas todas las ideas sobre técnicas posibles, y decidió repasar una variante más del Rokushiki. Debido a que últimamente había estado mejorando el Rankyaku, sería mejor sacar provecho de ello, así que dio con una técnica que le llamó la atención.

- Rankyaku Shuriken. Se crearán varios haces con las piernas, que girarán a toda velocidad en una dirección como si de un shuriken se tratase. La propia inercia que los mueve conseguirá un mayor poder de penetración, por lo que la habilidad del corte será más profunda que en versiones anteriores.

Cerró la libreta y la guardó en el interior de su chaqueta. Ahora que se había aprendido la parte teórica de su entrenamiento, venía lo más difícil: ponerlo en práctica. Cruzó sus brazos y pasó unos dedos por su barbilla, mesándola mientras que alzaba los ojos para pensar mejor. Tenía que  crear una variación en la estabilidad del lanzamiento de aquel haz cortante, de forma que pudiera girar sobre sí mismo sin perder la trayectoria inicial. Por tanto, eso es lo que debería empezar a probar: el giro de su haz. Caminó tranquilamente hacia el centro de la sala, aprovechando que tenía todo el espacio posible para sí mismo. Debido a que las paredes eran de acero reforzado, podría lanzar todos los haces que quisiera sin poner en peligro la seguridad de la estructura, así que crujió los huesos de su cuello moviéndolo hacia los lados y se preparó para el inicio de aquel nuevo día.

Al igual que hacía siempre, puesto que era lo mejor para la salud y para evitar futuras lesiones, comenzó con algún que otro calentamiento de piernas, puesto que el entrenamiento estaría dedicado a esa parte del cuerpo. Estiró, con las piernas rectas, lanzando su espalda hacia adelante e intentando tocarse los tobillos con sus propias manos. Más tarde, levantó pierna a pierna para acercarlas lo más posible a su pecho, de forma que pudieran hacer un buen recorrido en el que los músculos y fibras se estirasen a la perfección. Cuando pasaron unos diez minutos en los que ya estaba listo, fue el momento de comenzar con una serie de Rankyakus normales, para delimitar la cantidad de energía que tenía que gastar para lanzar uno de ellos.

Empezó dirigiéndolos con una trayectoria recta, hacia una de las esquinas de la habitación. Donde ponía el ojo, ahí ponía el haz, y al cabo de unos cuántos minutos, se vio lo suficientemente suelto como para complicarlo un poco más.

- El verdadero problema es que tengo que darle un giro suficiente como para que se mantenga y aumente su velocidad, por lo que debería hacer un efecto circular con los tobillos para que el Rankyaku no tomase una trayectoria recta. Bueno, vamos a probar.

Analizando la situación, pensando cómo poder hacer de la forma más sencilla aquella fase del entrenamiento del día. De pie, empezó a levantar la pierna lentamente, realizando un pequeño movimiento de giro con el tobillo de dicho pie. No lanzó ningún Rankyaku, puesto que primero tenía que acostumbrarse a tal movimiento y automatizarlo. Pasó así una media hora, moviendo la pierna y el tobillo conjuntamente. Primero lento, luego más rápido. A una sola pierna, para más tarde intercalar movimientos con las dos. Poco a poco, fue aprendiéndose dicho gesto para hacerlo rápidamente, y cuando creyó que ya se había preparado lo suficiente, fue el momento de agregarle el poder para lanzar haces cortantes.

- Ahora solo tengo que hacer lo mismo, pero lanzando el haz.

Por tanto, concentró su energía y levantó su pierna derecha, a la vez que giraba verticalmente su tobillo para darle aquel giro que necesitaba para convertirse en un shuriken. El Rankyaku salió curvado por los extremos, girando a una velocidad normal. Como si fuera una rueda, giraba sobre sí mismo, pero la trayectoria que llevaba era muy inestable. Se movía a izquierda y derecha, arriba y abajo. No lo tenía controlado.

- Parece ser que tengo que imprimirle una capacidad de giro mucho mayor de lo que había planeado. Cuanta más velocidad pueda ganar, mayor será la restricción que tendrá su trayectoria, y por tanto se ajustará a lo que tenía pensado. En conclusión: cuanta más velocidad tenga, menos se desviará.

Sentenció, encontrando la clave de lo que sería el fin del entrenamiento. Si conseguía hacer que el Rankyaku girase a mucha más velocidad, la trayectoria se mantendría como él lo había planificado. Por tanto, volvió al paso anterior, donde empezó a mover su pierna derecha conjuntamente con su tobillo correspondiente. Esta vez se esforzó mucho más que anteriormente, puesto que ya sabía cuál era el quid de la cuestión. Así que realizó aquel gesto durante unos cinco minutos, dándole más importancia a la velocidad del giro del tobillo que a la velocidad con que subiera la pierna. Después de todo, iba a ser el propio giro del haz el que tuviera una aceleración gradual, por lo que ese detalle era obviable. Cuando vio que lo tenía más o menos controlado, cambió a la otra pierna, para automatizar el movimiento en cada una de sus dos piernas. Y diez minutos después de que estuviera haciéndolo con las dos piernas simultáneamente, volvió a interesarse en intentarlo otra vez.

- Velocidad más giro de tobillo es igual a éxito. ¡Vamos allá!

El sudor había comenzado a hacer acto de presencia un buen tiempo atrás, y el científico pasó su guante derecho por la frente para secarlo. El corazón le latía con fuerza, por lo que suspiró para enfriar un poco su motor metabólico. Cerró los ojos y se concentró. Imbuyó su pierna derecha de energía, para luego abrir los párpados y fijar sus ojos carmesíes en un muñeco de paja que se encontraría a unos nueve metros. Si tenía un objetivo fijo al que apuntar, las cosas serían un poco más complicadas. Levantó la pierna y giró el tobillo con mucha rapidez, tanto que parecía que únicamente había levantado la pierna. El Rankyaku salió de su bota y giró hacia atrás, adoptando una forma de shuriken y acelerando más y más con cada metro que recorría. Esta vez, la velocidad que había tomado impedía que su trayectoria cambiase o se volviera inestable, por lo que una sonrisa nació en los labios de Finnick. Dicha técnica recorrió el aire velozmente, para luego impactar en el estómago del muñeco, creando un buen corte.

- Y para terminar, vamos a darlo todo.

Comentó el agente del Cipher Pol, mientras que empezaba a lanzar más de diez haces con sus dos piernas, simultáneamente. Al igual que lo había hecho sin energía anteriormente, ahora lo único nuevo que implementaba era el lanzamiento de aquella técnica.

- ¡Rankyaku Shuriken!

Un montón de Rankyakus comenzaron a girar hacia atrás, pero manteniendo su trayectoria recta. Todos dirigidos hacia el muñeco, todos transformándose en shurikens voladores. Cada uno de ellos golpeó al objetivo en distintas partes del cuerpo, cortándolo y perforándolo poco a poco. Y cuando todo había terminado, solo podía verse una masa de paja tirada en el suelo, totalmente despedazada. Apoyando las manos en sus piernas, notándose bestialmente cansado, Finnick suspiró varias veces. Notaba la garganta seca, pero al menos todo aquel sacrificio había valido la pena. Tras descansar unos cinco minutos, y recuperarse un poco, salió de la habitación. Sacando un bolígrafo de su pantalón y la libreta de técnicas de su chaqueta, tachó con tinta el nombre de aquella nueva técnica aprendida, cerrando el libro con una maquiavélica sonrisa. El agente empezaba a mejorar, y pronto sería una Leyenda en aquel mundo hostil que requería ser fuerte para sobrevivir.

Rankyaku "Shuriken"- utilizado por Kaku. Kaku lanza varios Rankyakus que toman la forma de un shuriken. Nivel D.

_________________


Luchador - Científico
Niveles C - Iniciado
Busoushoku Haki nivel Básico
Agente del Cipher Pol 1
Usuario de la Nikyu-Nikyu No Mi
avatar
Finnick Halestorm

Mensajes : 41
Fecha de inscripción : 24/06/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.