Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» El Foro cierra pero Skype es eterno.
Miér Oct 23, 2013 12:47 am por Jack Daniels

» Afiliación Strong World [Élite]
Dom Ago 11, 2013 3:24 pm por Invitado

» O.W. {Foro rol anime} normal
Sáb Ago 10, 2013 3:11 am por Invitado

» Jung Sang Art School {Normal}
Jue Ago 01, 2013 5:35 pm por Invitado

» Afiliación a VirtualWorld
Sáb Jul 27, 2013 11:31 am por Invitado

» Petición de experiencia (Activa)
Vie Jul 26, 2013 9:27 am por Aoi Revenge

» Capítulo uno - Primer encuentro.
Vie Jul 26, 2013 6:48 am por Aoi Revenge

» PRIMER CENSO GLOBAL. [18/07/13 - 26/07/13]
Jue Jul 25, 2013 6:36 pm por Adán D. Romalia

» "The Peacemaker"
Jue Jul 25, 2013 1:00 am por Aoi Revenge

» ~~Aburrimiento, Balas, Puños y un pajaro muerto~~
Miér Jul 24, 2013 9:06 pm por Jean Vancroux

One Piece World

Memento Teen Titans New Generation
'Ndrangheta

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 24 el Jue Jul 04, 2013 2:06 pm.

Burn this Way, tres años atras

Ir abajo

Burn this Way, tres años atras

Mensaje por Sidfried el Dom Jun 30, 2013 4:18 pm

Aquella negra mañana de invierno en el reino de Torno, donde generalmente mi tripulación solía proporcionarse con medicamentos, municiones y otras cosas, dado que ese territorio era un terreno neutro ,por lo tanto ,los piratas podíamos navegar esas zonas con total libertad aunque es no significaba que podíamos hacer lo que queramos como todos suponían, ojala hubiera pasado así pero yo con los 12 años mucho no podía hacer que esperar a mis compañeros terminaran de hacer sus cosas me propuse a entrar por la ciudad y explorar la zona para conocer mas cosas en aquel peculiar lugar.

Sonrei de medio al ver a los artistas ambulantes, los cuales hacian variedades de demostraccion de acrobacias o demostraciones de sus habilidades naturales, pero la que mas me llamo la atencion fue la del uso de la espada. Era atrayente como la muchacha que manejaba y manipulaba la espada, usando su toque femenino en ella como tambien la habilidad con la que cortaba en angulos imposibles, variedad de cosas como frutas, madera, entre otras cosas raras e invitaba a los presentes a igualarla y eso me llamaba mucho la atencion, por lo que usando mi pequeño tamaño y tratando de no golpear con mi espada a nadie hasta llegar al centro donde la dama estaba y me pare a su lado -etto yo quiero intentarlo puedo??- dije sonriendole con ternura y admiracion, y la dama solo se rio por lo bajo y asistio con la cabeza. Lanzo una manzana al aire y yo me prepare a cortarla con mi katana, y sentir una rara punzada tras de mi cabeza cuando hice ese corte perfecto en pleno aire, la mayoria de los transeuntes se quedaron mirando por aquella hazaña lograda por un joven menor pero la mirada seria ante mis personas y comenzo a arrojarme mas cosas con gran fuerza y velocidad y que yo las cortaba con gran maestria innata, no sabia que habia solo dejaba que mi cuerpo me guiara mientras el dolor que tenia en mi cabeza aumenta cada vez mas con cada corte perfecto que hacia, pero no pude mas y termine desmayandome por la presion de mi cabeza, y solo escuchanba el eco de las voces de las personas que se agolpaban a mi alrededor hasta que mis ojos por fin se cerraron.

Me desperte unos horas despues de colapsar rotundamente, mire confundido a todos lados, dado que estaba en una cama suave y una voz me hizo girar hacia ella- quedate quieto que has sufrido un colapso mental mocoso idiota- me dijo esta y el dolor en mi cabeza habia regresado pero una dulce melodia era lo que calmaba mi espiritu y mi cuerpo, relajando por la musica proveniente de aquella caja musical, conocia esa melodia de algun lugar pero no podia recordarla del todo, toque mi cabeza para calmar un poco el dolor y la dama vio eso y suspiro por lo bajo -tu espiritu es debil con respecto a tu espada mas si esta es una espada samurai... joven tenemos mucho que entrenar, asi que, levantese y salga afuera- me dijo esta con seriedad y yo solo cabecee confundido por su orden y la segui con espada en mano hacia fuera de su casa, directamente a su patio. Hay me explico el porque de mis dolores de cabeza, se debia a que al perder la memoria , solo mi cuerpo recordaba lo habia hecho en el pasado y como mi espada tenia ese espiritu de batalla, me hacia ser debil ante los golpes de mi memoria sumado a que reaccionaba solamente con el instinto de supervivencia y que debia entrenar.

Y eso hice, ya mis compañeros de tripulacion habia sido avisado que me encontraba entrenando con la dama de blanca, o como yo le decia, onechan, ella me enseño a manejar el espiritu de mi espada y ponerle un nombre a ella, Kori no Yubiwa, era su nombre y significaba anillo de hielo y le habia puesto asi por el anillo que portaba en el dedo anular y por que me habia encontrado semicongelado en el mar. Despues de todo eso, mi manejo con la espada era pesimo sino fuera que el espiritu de mi espada y los reflejos que portaba innato y los entrenamiento a los que me sometia, y aun que otro golpe en la cabeza sumado tambien a unas buena reprimendas bien merecidas cuando me cortaba con el propio filo de la espada o cuando lo hacia mal, ella me enseño que las espadas no solo estaban hechas para matar sino que tambien estaban hechas para proteger a mis seres queridos y me hizo prometer que no matara a nadie a menos que mi vida o la de mis compañeros y/o amigos corrieran el riesgo, yo solo asisti con mi cabeza sin entender mucho de ese tema pero quien diria que en el futuro esa frase marcaria tanto mi presente y seguiria hasta el dia de hoy.

Entre dia y noche, cortando muñecos de paja al principio, luego el duro bambu y luego arboles pequeños aunque poco daño les hacia, jamas con mi nivel lograria llegar a derribar un arbol por mas pequeño que fuese pero no cabia duda que estaba mejorando notablemente y eso me inspiraba aun, el dia paso a ser una semana y compañeros me tuvieron que "secuestrar" para que dejara de entrenar en solitario, dado que la dama de blanco me habia dado una rutina de combate y de entrenamiento, pero habia sido frustada por mis nakamas, suspire por lo bajo, antes de despedirme de la neechan y correr al barco, re aprovisionado y listo para sarpar, pero eso no significaba que dejaria de entrar, cuando tocara puerto nuevamente me pondria a entrar nuevamente sin descanzo aunque mis ganas se habian mermado y las lastimaduras de mis manos y mis pies sumado a que estaba mas delgado por no comer ni dormir lo suficiente, denotaban mi duro entrenamiento al que me habia formado a practicar.

A varios de mis compañeros de tripulacion se les extrañaba el comportamiento que ahora tenia, antes era menos sociable, retraido pero ahora, por lo menos, hablaba un poco mas que solo soltar monosilabos y algunas preguntas comunes. Sonrei al ver el horizonte nuevamente y me dirigui a la cabina de mi capitan para verle a la cara- jefe he de decirle que cuando tenga 15 años, me tendre que despedir de usted y de toda su tripulacion, sera mucho el que estoy aquí arriba y le estoy robando tiempo valioso por lo que decidi para puerto en South Blue, donde ustedes me encontraron para buscar mi memoria y mi pasado - dije en un tono serio y firme a este, siendo este el que me sonrio de lado y revolvio mi cabello como siempre solia hacerlo cuando estaba contento y yo solo me sonrojaba y le miraba molesto, dado que las muestras de afecto para conmigo era algo dificil de que yo me dejara hacer pero eso no significaba que había perdido mi niñez y parte de mi adolescencia en el barco, el viaje por mi nuevo rumbo recién habia comenzado ademas de que mi capitán me llamo a fuera para que les mostrara a mis compañeros que había aprendido en la larga ausencia en el Reino de Torno.

Dos meses después, Villa Shimotski:

Mi tripulación había desembarcado en la villa shimotsuki, por pedido mio dado que le había dicho al viejo capitán que me llevara ahí y me volviese a buscar el año siguiente ya que, forzaría a mi cuerpo y mi mente en un duro entrenamiento en los dojos que había en aquel lugar famoso por haber entrenado a los mejores espadachines en la historia de los piratas pero eso era lo de menos dado que estaba deseoso de empezar mi entrenamiento- prometo volverme muy fuerte Boss pero trata de no morir en combate o me las pagaras-- dije con seriedad pero con un tierno puchero en mis labios mientras sentía la encallada mano de mi capitán en mi cabello y eso solo provocaba que un sonrojo tenue se posara en mis mejillas para luego lanzar un bufido suave al aire despidiéndome tras darle la mano a este y bajarme del barco, teniendo cuidado de caer al mar ya que días atrás había tenido ese "accidente" en el barco casi perdiendo la vida por ellos.

Dado que hacia una semana atrás antes de que me dejaran, una fruta rara había caído entre nuestras manos tras un atraque en la villa de los espadachines pero desde que estuvo en nuestro barco, nadie y ni siquiera mi capitán había deseado tocar aquella fruta y por lo tanto, yo por mera casualidad me había infiltrado para ver aquella dichosa fruta. Después de examinar esa curiosa fruta, me di cuenta que no era muy grande y entraba muy bien en mi boca pero tuve la mala fortuna de que en un movimiento fuerte del barco hizo que me tragara la fruta de un solo bocado. Su sabor para que decirlo que era espantoso y nada pude hacer cuando mi jefe me descubrió y me reprendió por aquella tontería tras darme un castigo de limpiar todo la cubierta del barco aunque desde ese día, mi vida había cambiado para siempre y para bien o para mal, debía vivir con la maldición que ahora recaía sobre mi.

_________________



Espadachin D/Navegante iniciado-Pirata-Inu Inu no mi(modelo de lobo)
avatar
Sidfried

Mensajes : 74
Fecha de inscripción : 16/11/2012
Edad : 27
Localización : in this moment Norht Blue

Hoja de personaje
Tripulación:
Cargo:
Recompensa:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.